Síguenos en...

Cómo mejorar nuestra calificación energética

Cómo mejorar nuestra calificación energética

La semana pasada os hablábamos de cómo llevamos a cabo un proyecto de Eficiencia Energética en las instalaciones de Frutas Ponti, una de las empresas hortofrutícolas más importantes de la zona. Mejorar la calificación de nuestra Certificación de Eficiencia Energética es esencial para contribuir al cuidado y la mejora de nuestro ambiente. Nuestro impacto energético será menor y haremos un uso de los recursos del planeta de forma más racional. Pero mejorando nuestra calificación además nos supondrá un ahorro económico y, si estamos pensando en vender o alquilar un inmueble, ganaremos puntos para conseguirlo.

 

Aislamiento térmico

 

Es imprescindible tener un buen aislamiento térmico en nuestra casa para ahorrar energía. Si vuestro inmueble es un edificio antiguo será una tarea complicada, especialmente si no contaba con ningún tipo de aislante antiguo. Pero, bajo las manos de profesionales podréis conseguir subir de una calificación D o E, las más frecuentes para viviendas ya construidas, a una calificación C.

 

El aislamiento térmico debe hacerse poniendo especial cuidado en la ventilación. Si no aislamos todos los posibles huecos por donde entra aire, no será efectivo. Por otro lado, si el edificio no respira, se puede producir acumulación de humedad y enmohecimiento. Una forma eficaz de hacer un aislamiento térmico en muros se realiza con la inyección de aislamiento en cámaras. En UME contamos con profesionales que estudiarán vuestro caso y te asesorarán eficazmente.

 

Ventilación, calderas y bombas de calor

 

La orientación de los edificios juega un papel esencial en el consumo de mayor o menor energía en climatización. Como es algo que no siempre se puede elegir, una gran parte de nuestro consumo energético se centra en la calefacción en invierno y en el aire acondicionado en verano.

 

Para la mayoría de hogares españoles, la mitad del coste de las facturas es de calefacción y agua caliente. Las calderas juegan el mayor papel en estos sistemas de climatización por lo que tendremos que revisarlas y mejorar su instalación. Lo mejor es que las calderas sean de gas natural, pero encontramos calderas de gas butano y eléctricas. Para mejorar vuestra calificación en este caso podéis:

 

  • Reemplazar la caldera por una más eficiente.

  • Ajustar el termostato y los controles de la calefacción con el fin de que sólo se enciendan dónde y cuándo sea necesario.

  • Usar otras fuentes de combustible, preferiblemente renovables, para generar calor y electricidad.

  • Utilizar inhibidores químicos para ayudar a mantener la eficiencia del sistema de calefacción.

 

Energías renovables

 

La mejor forma de mejorar la calificación energética y la única de conseguir una A+ o A++ es usar energías renovables como fuente de energía. Las energías renovables disminuyen la contaminación y el impacto medioambiental y además consiguen un gran ahorro económico.

 

Las fuentes renovables más comunes son los paneles fotovoltaicos y la instalación de calderas de biomasa.

 

Si aunamos estas mejoras, además de mejorar nuestra calificación energética y disminuir el impacto medioambiental, conseguiremos una mejora en el confort de nuestra vivienda.

 

 

Publicado
el 22-06-2015
compartelo...
¿Qué estás buscando?
FB
UME al día
Con el retorno a las clases a la vuelta de la esquina, Ume Iluminación hemos decidido que durante TODO EL MES DE SEPTIEMBRE tendremos REBAJAS EN TODOS NUESTROS FLEXOS, novedades de temporada incluidasver más
Brioixpan, S.L. ha ampliado sus instalaciones ubicadas en la Plataforma Logística de Fraga, y UME hemos desarrollado una instalación de protección contra incendios y desplegado una red mallada de cámaras de videovigilancia.ver más