Síguenos en...

Cómo adecuar nuestra factura de luz a la potencia contratada

Cómo adecuar nuestra factura de luz a la potencia contratada

Hoy os traemos un #UMEConsejo! Seguramente, cuando llega la factura de la luz, piensas en alguna forma de ahorrar, y no sabes cómo.

 

Tu factura se organiza en torno a dos grandes elementos:

·         El consumo de energía: es variable, pero puedes controlarlo. Cada mes será diferente y, cuantos más kWh consumas, más subirá esta parte de tu factura.

·         La potencia contratada: es un coste fijo que depende de los kW que tengas contratados. Este gasto se repetirá idéntico mes a mes, aunque puedes elegir si quieres contratar más o menos kW. 

 

¿CÓMO SABER SI NECESITAS MÁS O MENOS POTENCIA?

 

Hay maneras “caseras” de averiguarlo: si nunca te “saltan los plomos” es probable que tengas margen para bajar la potencia; si te saltan a menudo es que ya estás en el límite.

En cualquier caso, cambiar la potencia no es una decisión que puedas tomar a la ligera. Es mejor olvidarse de los remedios caseros y dejarlo en manos de profesionales.

más potencia

Contratar más potencia de la que necesitas:

Va aumentar el coste de tu factura innecesariamente.

menos potencia

Contratar menos potencia de la que necesitas:

Podrías sufrir interrupciones del suministro que te obligasen a subir la potencia, lo que supone un coste adicional.

 

En caso de duda,  puedes pedirnos asesoramiento al equipo de UME, y valoraremos todas tus necesidades en detalle.

 

LO QUE CUESTA CAMBIAR DE POTENCIA

Tu compañia distribuidora te cobrará:

·         Unos 11 euros por bajar la potencia, sin importar cuánto la bajes. Te llegará en la factura posterior al cambio bajo el concepto "derechos de enganche".

·         Alrededor de 45 euros por cada kW que decidas subir la potencia. Te llegará en la factura posterior al cambio bajo el concepto "derechos de extensión y de acceso".

·         Dependiendo de cuál sea tu distribuidora, podrían cobrarte también en concepto de otras gestiones o depósitos. 

¡Atención!, lo barato puede salir caro. Si te pasas bajándola podrías quedarte muy corto (te saltarían los plomos al encender varios electrodomésticos). Te verías obligado a volverla a subir y pagarías bastante más de lo que tenías pensado. Además, la distribuidora solo está obligada a efectuarte un cambio de potencia al año, pudiendo haber problemas si deseas realizar más. 

A todos estos gastos podrían sumarse los del boletín (50-200 euros).


 

LO QUE AHORRAS AL BAJAR LA POTENCIA

El efecto de reducir tu potencia es inmediato sobre tu factura.

Para un hogar medio, supone ahorrarse unos 5 euros al mes y 60 euros al año por cada tramo de potencia que bajes.

 

Recuerda que UME somos Punto de Servicio Endesa, y estaremos encantados de ayudarte a realizar cualquier cambio de potencia, además de otras gestiones para los suministros de luz y gas.

 

¡Feliz semana!

 

Fuente: Endesa Clientes

Publicado
el 02-10-2017
compartelo...
¿Qué estás buscando?
FB
UME al día
Hoy en el blog os hablamos de la instalación de una explotación ganadera porcina de producción de lechones, ubicada en el término municipal de Sena.ver más
Hoy en Ume Fraga os informamos de la Tarifa Tempo Happy de Endesa, de todas sus ventajas y cómo puedes contratarla.ver más